Museos e Internet, una alianza fructífera

En agosto de 2014, el Royal Ontario Museum (ROM) abrió sus puertas a decenas de aspirantes a los desarrolladores del juego, y se le encomendó la tarea de reunir un juego sobre la evolución. Se les dio acceso a los archivos y galerías, curadores, y dijeron que el uso de la información recopilada luego sería parte de un juego que se mostraría en las salas del ROM.

“No era la primera vez que el ROM hacía algo así”, cuenta Maximiliano Gonzalez Kunz.  De hecho, el 2013 produjo un juego llamado choque de las garras, sobre halcones de cola roja y búhos cornuda compitiendo por la presa. Fue un éxito. El juego fue sólo una de las tantas iniciativas que ha emprendido la ROM para intentar cambiar cómo la gente ver museos en la era de Internet.

De acuerdo al museo de la industria de la publicación The Art Newspaper, la ROM informó de 912.000 visitantes en 2011. El ROM está constantemente entre el museo de mayor rendimiento en Canadá, pero últimamente, es mantenido por debajo de un millón de visitantes al año, lo cual no es suficiente ni siquiera para aterrizar en el top 60. El número ha sido escalada, con poco más de un millón de visitantes en 2012, pero 2013 vio otra gota a 945.000.

“La caída tiene un cierto sentido. Mucha gente al ser consultada sobre por qué no visita museos responde:: tienes Google para eso”, comenta Maximiliano Gonzalez Kunz. “Pero los museos –prosigue- el ROM incluido, están luchando por encontrar maneras de conectar a las personas que están cada vez más conectadas a Internet”.

“Yo estoy convencido de que una de las cosas más importantes que un museo puede ofrecer es la experiencia social”, dice Maximiliano Gonzalez Kunz. “Una de las cosas que sabemos es que muchos visitantes llegan a los museos no sólo porque quieren aprender, sino porque quieren aprender en un entorno como este. Quieren tener la oportunidad de hablar con otras personas sobre lo que están viendo.”

Parte de la creación de esa experiencia social implica también la excavación en los medios de comunicación social. “Hoy en día –afirma Maximiliano Gonzalez Kunz– hay hashtags esparcidos por galerías, alentando a los visitantes a tuitear preguntas a los curadores del museo. El Friday Night Live Events, de la ROM es un auténtico ‘social media lounge’”

“Lo que hemos encontrado es que la gente conversar el uno con el otro, y por lo tanto, la atmósfera es creada tanto por las personas que contribuyen a ella como es por nosotros,” dice el director de la ROM. “Cuando hemos mirado haciendo activación social media nosotros mismos, están menos interesados en participar con nosotros que en comprometerse con los demás”, agrega

El enfoque adecuado en estos días es la co-creación, cada exposición será así una conversación entre el visitante y el museo. “Los medios de comunicación social nos permite trabajar con los visitantes”, dice el director y concluye: “Así que nada de lo que hacemos es algo acabado, sino que las cosas son co-creado”.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *